Todo lo que Necesitas Saber Acerca de la Piel Menopáusica

Aparte de la pubertad, la menopausia es una de las etapas más difíciles para la piel. Pero… ¿qué es lo que en realidad sucede y cómo puedes contrarrestar los cambios inevitables? Conversamos con nuestra Experta en Cuidado de la Piel, Melina Galeadi para obtener las respuestas.

¿CÓMO ES QUE LA MENOPAUSIA AFECTA LA PIEL?
Para entender la menopausia, primero tenemos que hablar de las hormonas. En general, las hormonas pueden ser descritas como "moléculas de señalización". Esto significa que proporcionan señales para que nuestro cuerpo se comporte de cierta manera (fisiológicamente y en términos de conducta). El estrógeno es un tipo de hormona, que se asocia fácilmente con las mujeres. Tiene una serie de funciones, como la síntesis de proteínas y el mantenimiento de los niveles de agua en el cuerpo.

Sin embargo, una de las proteínas más importantes y de las que es responsable el estrógeno, es el colágeno. El colágeno es crucial para mantener la piel firme y resistente. El estrógeno es también esencial para la producción de glicosaminoglicanos (GAGs) en la piel. Estas son largas cadenas de moléculas de azúcar que atraen agua y ayudan a mantener los niveles de hidratación de la piel.

Desafortunadamente, con la llegada de la menopausia, los niveles de estrógenos disminuyen abruptamente, lo cual tiene un efecto negativo en la piel:

  • Los niveles de hidratación disminuyen
  • La cantidad de producción de colágeno es más lenta
  • La estructura de la piel se rompe más rápido, lo que conduce a la acumulación de melanina (manchas cafés)

¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES DE LA PIEL MENOPÁUSICA?  
Los problemas más comunes de la piel menopáusica son: resequedad, más arrugas, más manchas, menos elasticidad y piel más delgada debido a la disminución de los niveles de colágeno.


¿LA PIEL MENOPÁUSICA REQUIERE DE UNA NUEVA RUTINA DE CUIDADO DE LA PIEL?
Sí, la piel necesita más cuidados. Durante y después de la menopausia, necesitamos enfocarnos en humectantes (aceites nutritivos), hidratación de la piel, tratar la flacidez, las arrugas y el color disparejo de la piel.
Las isoflavonas tales como la genisteína, han demostrado que pueden ofrecer beneficios potenciales para la piel afectada por la disminución de los niveles de estrógeno.

El ácido hialurónico también es clave para ayudar a aumentar la hidratación de la piel y para combatir la resequedad severa.

¿CUÁLES SON LAS MEJORES FORMAS DE CUIDAR LA PIEL MENOPÁUSICA?
Con humectación, hidratación y con una rutina diseñada para tratar las arrugas profundas de la piel (con tecnologías impulsadoras de colágeno) y las manchas (con activos anti-manchas).

SI PUDIERAS DARLE UN CONSEJO A LAS MUJERES MAYORES DE 50 AÑOS, ¿CUÁL SERÍA?  
¡Nunca dejen de cuidar su piel! Aún pueden lograr una diferencia y hacer que luzca lo mejor posible. Tómense el tiempo para cuidarla, inviertan en una rutina diaria y conviértanla en su ritual personal. No olviden beber mucha agua y mantenerse alejadas del sol. Ejercítense y llenen su cuerpo con nutrientes.

Escrito por: Fotografías por: Getty Images