TU GUÍA MUST ACERCA DE LAS BASES

Tienes mucho que pensar al momento de comprar una base: textura, color, fórmula y cobertura. Si la cantidad de opciones te parece abrumadora, ¡no te preocupes!, tenemos todo bajo control con nuestra guía de bases.

BUSCANDO LA BASE IDEAL PARA TI
La cobertura y consistencia, son dos aspectos que pueden variar dependiendo de tu tipo de piel, por eso es sumamente importante que identifiques qué tipo de piel tienes antes de comprar una base.

Piel Grasa
La piel grasa se complementará perfecto con una base matificante que ofrezca cobertura de media a total. Controla el brillo con una base que hidrate las partes que lo necesitan y que no provoque la producción de grasa.

Piel Seca
Revive la piel seca con una cobertura ligera: base hidratante. Deshazte de la resequedad y de las células muertas aplicando un exfoliante suave antes de maquillarte con la base hidratante.

Piel Normal
Si eres de las que tiene la suerte de lucir una piel normal, entonces también tendrás la suerte de elegir el nivel de cobertura que desees. ¿Por qué no probar una base ligera iluminadora, una BB Cream o una CC Cream ?– aplica debajo un suero iluminador para un mejor acabado. 

Piel con Edad Avanzada
Los productos pesados y a base de polvo pueden depositarse en las finas líneas de expresión, haciendo más evidente la apariencia de arrugas. Opta por una base con cobertura ligera  que esté enriquecida con antioxidantes que se encarguen de tratar tus signos de la edad. Los hidratantes con color son excelentes.



3 Tips para lograr la aplicación correcta (siempre) 

1. Siempre aplica la base sobre tu piel hidratada. Si tus productos no tienen FPS, aplica antes un protector solar.

2. Aplica tu base de cualquiera de estas tres maneras: Si la aplicas con tus dedos, presiónala contra tu piel en vez de frotarla. Si vas a usar una esponja, gírala sobre tu piel para difuminar. Para las que usan brocha, aplica la base dando ligeros movimientos circulares sobre tu rostro.

3. Empieza aplicando la base alrededor del área de tu nariz, pues aquí es en donde más enrojecimientos suelen aparecer. Deja el área debajo de tus ojos libre (usa productos ligeros sobre tu piel delicada) y siempre, siempre, difumina bien el color que llega a tu mandíbula y cuello.

Escrito por: Fotografías por: Oriflame