La Magia de las Pre-Base

Pre-bases. ¿Qué son y por qué necesitas una? Tomamos las preguntas más comunes al respecto para crear una guía definitiva sobre este básico del maquillaje. Créenos, te preguntarás cómo has podido vivir sin una pre-base por tanto tiempo!

¿Qué función cumple una pre-base y por qué debieras usar una?
El objetivo de la pre-base es emparejar la piel de manchas, cicatrices, espinillas y protuberancias. De este modo, lo que apliques después de este producto tendrá una superficie lisa a la que adherirse. Si tienes líneas de expresión o poros grandes, una pre base es una excelente ayuda para matificarlos. Esto implica que tu corrector, base e incluso tu sombra de ojos pueden beneficiarse del uso de este básico.
A veces, el maquillaje puede oxidarse y verse un poco anaranjado con el paso de las horas. La pre-base o primer, también sirve para mantener el color original de tu maquillaje por más tiempo. Finalmente, este producto además contribuye a una mayor duración y fijación de tu maquillaje. Impresionante, ¿verdad?


"Tu corrector, base e incluso tu sombra de ojos pueden beneficiarse del uso de este básico."


¿Quién debiera usar una pre-base?
Hay un primer o pre-base para cada tipo de piel pero funcionan particularmente bien si viajas mucho o vives en un lugar con temperaturas extremas – lugares muy calurosos, húmedos, fríos o secos – Esto es porque los primers mantienen el maquillaje en su lugar por más tiempo. Si vas a un evento donde te van a tomar fotos, una pre-base creará un efecto mate que se reflejará en el resultado de la base. De este modo, no tienes que preocuparte de que tu piel brille.

¿Dónde aplicar una pre-base?
OJOS: Muchas mujeres los usan en los ojos porque evitan que las sombras se craquelen o acumulen en líneas. Usar un primer en áreas oleosas como tus párpados ayudará a que tu sombra o delineador dure mucho más.

ROSTRO: Una delgada capa de pre-base ayudará a que tu maquillaje se conserve fresco todo el día. Es ideal para quienes quieren corregir poros muy grandes.

LABIOS­: Usar un primer en los labios hará que tu labial se fije por más tiempo. También previene que éste se acumule en surcos.

¿Cómo se usa?
Un primer debiera aplicarse después de tu crema hidratante y antes de tu base, pero ten cuidado con aplicar mucho porque esto puede hacer que tu base se acumule o craquele. Usa una cantidad similar a la de una moneda y comienza a aplicar desde la mitad de tu rostro hacia afuera, incluyendo la barbilla y la línea de crecimiento del pelo. Aplica una cantidad extra solamente en las áreas problemáticas.

Finalmente, como las pre-base hacen que el maquillaje dure más, debes lavar mucho mejor tu rostro en la noche para retirar todos los restos. Considera el uso de un artefacto eléctrico con un cepillo que removerá todas las impurezas de tu rostro.

Nuestro primer preferido:
Prebase Iluminadora The One
Prolonga el maquillaje, refina los poros y apariencia de líneas de expresión, haciendo que tu piel se vea hidratada todo el día.

Escrito por: Fotografías por: Shutterstock