7 Pasos para Tener unos Pies Increíbles

Siendo honestos el cuidado de los pies no es una prioridad. Lo olvidamos al grado de dar por sentado su cuidado, sin embargo, tus pies enfrentan una serie de desafíos mientras te llevan por la vida. ¡Sigue estos tips y dales el amor que merecen!

1. REMOJA Y PULE
Comienza por limpiar. Antes de lavarlos, enrolla tus pies en una toalla húmeda separando los dedos. Después coloca agua tibia en un recipiente y agrega el jabón de tu elección, déjalos ahí por 5 minutos. Saca los pies del agua y cuando aún estén húmedos frota cuidadosamente ambos pies con una lima (utilizando los granos gruesos) para eliminar callosidades y piel opaca.

2. EXFOLIA Y ELIMINA
Después de una limpieza apropiada, es hora de eliminar las células muertas de la piel. Dependiendo de las condiciones de tu piel, usa un exfoliante que limpie e hidrate, también puedes optar por un exfoliante más suave con aceites e ingredientes nutritivos más suaves con tu piel. Exfolia por al menos 1 minuto, después retira los restos del exfoliante con una toalla húmeda, dejarás tus pies frescos y suaves. Para un cuidado extra, puedes usar un exfoliante para cutículas.

3. DA FORMA
¡Es hora de tomar tu kit de pedicura! Para evitar bordes filosos, corta las uñas cuando aún se encuentran húmedas y suaves. Corta las uñas con una tendencia más recta en vez de quitar las esquinas. Para terminar, lima las uñas cuidadosamente en ángulo recto, usa la parte de debajo de la lima para dar forma y suavizar cada uña.

4. CUIDA LAS CUTÍCULAS
¡Mantén tus cutículas saludables! Comienza por aplicar unas gotas de sérum para uñas en la base.  Espera 1 ó 2 minutos para que se seque, después, gentilmente empuja cada cutícula. Cuando hayas terminado, con una pinza para cutículas, corta la piel muerta. Sé muy cuidadosa en no cortar piel de las cutículas que aún protegen tus uñas, ya que esto puede ocasionar infecciones e inflamaciones.

5. PROTEGE Y PERFECCIONA
Debido a que tus pies y uñas pasan la mayor parte del tiempo en zapatos, es muy importante agregar un extra de hidratación y nutrición. Opta por aplicar un gel hidratante o un revitalizador para fortalecer las uñas frágiles y secas. Como complemento, agregar una capa de un esmalte, ¡tus pies te lo agradecerán!

6. HIDRATA Y POTENCIA
Una vez que todas las uñas están terminadas, es hora de dar suavidad, flexibilidad y uniformidad. Consiente tus pies con un hidratante que se ajuste a tus necesidades. Por ejemplo, usa una crema nutritiva para talones partidos, mezcla un poco de sérum con una mascarilla para pies. Dependiendo del clima, puedes aplicar un spray refrescante para pies.

7. VE MÁS ALLÁ
En promedio, nuestros pies caminan en toda nuestra vida alrededor de medio millón de kilómetros, esto merece que hagamos algo por su cuidado. Utiliza el soporte adecuado como taloneras, además de visitar al podólogo regularmente. Para garantizar la frescura, deja que tus pies respiren tanto como sea posible, también puedes remojar de vez en cuando tus pies en agua fría y caliente: coloca los pies en agua fría por un minuto, en cuanto los saques, debes de introducirlos en agua caliente, ¡el resultado es una experiencia refrescante!

Escrito por: Fotografías por: Oriflame