Cómo Guardar Tus Productos de Belleza

Todos los productos de belleza caducan. Ya sea un hidratante o una máscara, los conservadores de tus productos únicamente funcionan durante un tiempo después de que los abres. Y la verdad es que normalmente esperas que tus productos duren bastante – especialmente si son caros. Descubre aquí cómo guardarlos para que de verdad duren.

CALOR Y LUZ DEL SOL
El calor y la luz del sol pueden cambiar los químicos en tus productos, afectando sus funciones; ¡esto puede incluso crear un entorno que propicie el crecimiento de bacterias! Algunos ingredientes y productos se ven más afectados en altas temperaturas que otros, como estos:

Productos e ingredientes extra sensibles:
• Productos que contengan vitamina C (busca un ingrediente llamado ácido ascórbico)
• Cremas anti-edad (busca un ingrediente llamado retinol)
• Productos que tratan el acné (busca un ingrediente llamado peróxido de benzoilo)
• Auto bronceadores y productos aclaradores (busca un ingrediente llamado DHA)
• Todos los productos sin conservadores (cualquier ingrediente orgánico)

Productos medianamente sensibles:
• Lipsticks (la luz directa del sol puede hacer que se derritan)
• Brochas (pueden absorber humedad y bacterias)
• Productos en polvo (los rayos UV pueden dañar los pigmentos, provocando que pierdan su color)

Lo que tienes que hacer:
• Considera guardar estos productos en la repisa más alejada de la luz directa del sol, del vapor o de la calefacción.

 

OXIDACIÓN
La oxidación es el cambio químico que sucede cuando una fórmula se pone en contacto con el aire. Si tu maquillaje o productos de cuidado de la piel se oxidan, pueden cambiar su color, secarse o hacerse grumosos – en resumen, no cumplirán su trabajo.

Productos extra sensibles:
• Cremas orgánicas
• Sérums
• Protectores solares
• Aceites naturales
• Máscaras y delineadores líquidos de ojos
• Bases

Lo que tienes que hacer:
• Siempre cierra el envase del producto inmediatamente después de usarlo y se cuidadosa cuando estés en la ducha, pues el vapor puede ser particularmente dañino.
• Lava tus manos antes de aplicarlos para impedir que las bacterias estén en contacto con tus productos.
• Guarda los productos sensibles en un lugar obscuro (como en alguna bolsa de tela negra o en envases obscuros).

LUGARES FRESCOS
Para algunos productos, las temperaturas frías pueden ayudar a hacerlos durar por más tiempo. La refrigeración puede limitar el crecimiento de bacterias, pero no detenerlo por completo.

Productos que podrías refrigerar temporalmente:
• Fragancias finas (si quieres conservarlas por más de un año)
• Esmaltes de uñas (pero aplícalos a temperatura ambiente)
• Todos los productos sin conservadores / productos orgánicos

Productos a refrigerar temporalmente:
• Hidratantes, cremas de ojos, sérums y tónicos (¡particularmente cuando el clima está muy caluroso!

Lo que tienes que hacer:
• Toma en cuenta que la refrigeración no significa conservación para todos los productos (si no contienen conservadores, es poco probable que tengan una vida larga y funcional).
• Ten en mente que los productos de cuidado de la piel están diseñados para soportar los cambios normales de temperatura pero no para estar almacenados por largos periodos de tiempo en lugares calientes o fríos – por lo tanto, guardar tus productos en el refrigerador por un periodo largo de tiempo puede incluso reducir su tiempo de vida útil y estabilidad.
• Los envases en frascos son más propensos a recolectar bacterias. ¿Por qué? Porque los aplicas con tus dedos. Guarda este tipo de productos en lugares frescos para matar los gérmenes.
• Si mantienes todo lo que no es comida en el refrigerador, siempre asegúrate de que esté bien sellado, no sólo por seguridad, sino por higiene.

Words by: Photographs by: Getty Images