¡Combate la Piel Reseca!

Existen muchas razones por las que la piel puede resecarse, ¡y la comezón puede descontrolarse! He aquí nuestros mejores consejos para que sepas cómo mantener tu piel hidratada y bajo control.

No te bañes con agua muy caliente
Una ducha vaporosa se siente bien, pero el agua caliente es mala para la piel reseca, pues le quita a tu piel su barrera de aceites naturales – una barrera que necesitas para retener la hidratación y mantener tu piel suave. Así que acostúmbrate a reducir la temperatura unos cuantos grados y no estés tanto tiempo en la ducha.

Usa los productos correctos
Existe una nueva generación de hidrtatantes y productos para la piel, ¡así que asegúrate de elegir correctamente! Busca jabones suaves y lociones a base de vaselina e ingredientes naturales como la glicerina. Las lociones líquidas perfumadas son prácticamente inservibles para la piel seca – lo que necesitas es un hidratante que sea más fuerte y efectivo.

Tip del Editor: Para puntos específicos de resequedad, usa la Crema Universal. Contiene vaselina, ayuda a aliviar la resequedad y proporciona hidratación a la piel.

Consume los alimentos ideales
¡Hidrata tu piel desde el interior! Los ácidos grasos esenciales pueden mejorar las barreras retenedoras de producción de aceites naturales. Esto significa que el ingerir alimentos ricos en omega-3, puede ayudar a combatir la resequedad de tu piel desde dentro.

La cura nocturna
Cuando nada parezca estar ayudando – ¡una cura noctura será la solución! Pimero, toma una larga ducha en agua tibia. Que sea lo suficientemente larga como para dejar tus dedos arrugados como ciruelas pasas. Salte de la regadera y sécate dando pequeñas palmaditas con una toalla suave. Y por último, pero no menos importante, aplica una capa de aceite corporal. Esto puede ser un poco desastroso, así que te sugerimos usar unas pijamas y sábanas viejas. ¡Tu piel se sentirá notablemente diferentes cuando te despiertes a la mañana siguiente!

Escrito por: Fotografías por: Getty Images