5 alimentos que necesitas en tu vida para una piel y cabello increíbles

Una piel fresca y resplandeciente y un cabello brillante dicen mucho sobre tu salud. ¡Encamina tu alimentación para que muestre la belleza que brilla en tu interior!

1. VEGETALES ROJOS Y NARANJAS
¡Una dieta brillante significa una piel más brillante! Todos los vegetales de tonos rojos y naranjas, como la papa, las zanahorias y los pimientos, son ricos en betacaroteno. El cuerpo convierte el betacaroteno en vitamina A, que desempeña un papel esencial en la protección y reparación de la piel para mantenerla radiante con buena salud.

Tip: Puede ser demasiado incluso de algo bueno: demasiado betacaroteno puede hacer que tu piel y uñas comiencen a tomar un tono amarillo, ¡necesitarías comer mucho, pero es posible!

2. PESCADOS Y MARISCOS 
Los mariscos tienen una gran variedad de nutrientes, desde ácidos grasos hasta vitaminas y minerales que ofrecen muchos beneficios para la salud, no solo para el cabello y la piel. Se sabe que el selenio promueve un cabello sano, un cuero cabelludo sano, y cobre para ayudar a prevenir la aparición de canas. Mientras que el niacina, la biotina y el yodo contribuyen a una piel fuerte y vital.

Tip: Trata de hacer de los pescados y mariscos tu principal opción de proteína dos veces a la semana. Siempre que sea posible, intenta elegir aquellos que fueron pescados de forma responsable para contribuir con el medio ambiente.

3. ESPINACA
Todos los vegetales de color verde oscuro, como el brócoli, la col rizada, la acelga y el berro son verdaderos superhéroes de belleza, contienen hierro, betacaroteno, vitamina C y minerales. La espinaca es uno de nuestros favoritos por su versatilidad – cruda en ensaladas, mezclada con otras frutas y vegetales en batidos, ligeramente cocida al vapor o marchita sobre alimentos calientes.

Tip: Los nutrientes solubles en agua como la vitamina C en las espinacas y otros vegetales se pueden perder fácilmente si se cocinan en exceso – haz de las hojas crudas tu primera opción siempre que sea posible.

4. FRUTOS DEL BOSQUE
Más allá de lo obvio, la exquisitez jugosa y dulce de Los frutos del bosque contienen nutrientes maravillosos como la vitamina C, que ayuda a aumentar la producción de colágeno y antioxidantes llamados polifenoles. Las grosellas negras, los arándanos y las fresas son excelentes fuentes.

Tip: Mantén un suministro de frutos del bosque en el congelador para desayunos rápidos, batidos o complementos para postres. La congelación conserva toda la nutrición de los frutos frescos – incluso pueden ser mejores si se congelan cuando están en el punto más alto de frescura.

5. NUECES Y SEMILLAS
Nueces, almendras, nueces de Brasil; chía, girasol y semillas de calabaza. Cualquiera que sea tu nuez o semilla de preferencia, todas son pequeños centros de belleza, con biotina, selenio y zinc, que fomentan una piel firme, hidratada y brillante y un cabello fuerte y brillante.

Tip: Un pequeño puño de nueces o semillas al día es todo lo que necesitas para una ingesta saludable.

Escrito por: Fotografías por: Getty Images