Prepara tu Sistema Inmune para el Invierno

¡El invierno está por llegar! Eso significa que es tiempo de preparar tu cuerpo y tu sistema inmunológico para los meses más fríos. Sigue nuestros tips para tu día a día y asegúrate de pasar una temporada sana.

Probióticos
Una forma de preparar tu sistema inmune y ayudar a que tu cuerpo luche contra las enfermedades, es incrementando tu consumo de probióticos. Los probióticos son microorganismos buenos para cuidar tu sistema digestivo y mantener una buena salud intestinal. Debido a que gran parte de tu sistema inmunológico está localizado en el intestino, es importante introducir bacterias amigables que puedan ayudarle a su buen funcionamiento. Puedes encontrar probióticos en un gran número de alimentos, tales como el yogurt, kéfir y chucrut.

Dieta Balanceada
Hablando de comida, deberíamos tocar el tema de tu dieta de invierno. Llenar tu cuerpo de energía con los nutrientes ideales, puede tener un gran impacto tanto en tu sistema inmunológico, como en tu salud en general. Para asegurarte de que estás consumiendo una amplia variedad de vitaminas y minerales, te recomendamos llevar a cabo la dieta arcoíris. Se trata de añadir una mezcla de vegetales y frutas coloridas en cada comida – entre más colores, mejor. También es importante que recuerdes ingerir gran variedad de fuentes de proteína, granos enteros, nueces y semillas. ¡El equilibrio es la clave!

Recuerda que también ayudarás a tu sistema inmune, no comiendo ciertos alimentos. Así que trata de evitar los alimentos procesados y comida alta en sales y azúcares. Dale a tu cuerpo la oportunidad de mantenerse y sentirse sano.

Duerme
¿Te gusta dormir muchas horas durante el fin de semana? Bueno, ¿a quién no? Y en invierno tienes más razones para hacerlo. Se ha demostrado que no dormir lo suficiente puede incrementar las probabilidades de enfermarte. Por lo tanto, se aconseja dormir 8 horas como mínimo, cada día. Es durante el sueño, cuando nuestro cuerpo tiene la oportunidad de sanarse y fortalecerse. Así que consiéntete con una mañana entera en cama, ¡te lo mereces!

Agua
Durante el verano, el mantenerse hidratado es algo que está presente en la mente de todos. El clima suele ser cálido y el sudar hace que sintamos sed. Pero conforme las temperaturas bajan, es fácil que olvidemos que el agua es igual de importante en todas las épocas del año. Refiriéndonos al sistema inmunológico, el agua es muy importante, pues es el principal componente de la linfa. La linfa ayuda a que las células blancas de la sangre y otras células del sistema inmune, viajen por todo nuestro cuerpo para luchar contra enfermedades. ¡Así que no olvides beber agua todos los días!
 

Vitaminas
Mencionamos las vitaminas en el tip sobre la dieta y no te imaginas lo importantes que son para tu sistema inmunológico. Las dos vitaminas en las que deberás concentrarte son la C y la D. La vitamina C es antioxidante, combate los radicales libres y ayuda a proteger nuestras células. La D, activa las células T (linfocitos) de nuestro sistema inmunológico, que son las que luchan contra las infecciones de nuestro cuerpo. Así que son muy importantes para tu salud, pues ambas vitaminas tienen fuentes naturales – como frutas y vegetales para la C, y el sol para la D. Sin embargo, muchos de nosotros no las consumimos lo suficiente. Por lo tanto, puede ser buena idea integrar tabletas de multivitamínicos en tu dieta, ¡especialmente durante el invierno!

Escrito por: Fotografías por: Getty Images